Te preguntarás qué significa este latinajo del que deriva nuestro nombre y si, además de textiles, también vendemos móviles. Lo primero sí, lo segundo no. Un Perpetuum Mobile es una máquina imposible, imaginada por diferentes inventores e iluminados a lo largo de la historia, cuando el conocimiento científico no estaba tan avanzado como ahora. Estas máquinas debían generar energía sin fin, lo cual no dejaba de ser una utopía que va en contra de las leyes de la termodinámica.

La historia que hay detrás del nombre de nuestra empresa difiere de su existencia como artilugio…. aunque no tanto. El nombre Perpetummobile nació primero como filosofía vital y años más tarde, como empresa. En el camino entre el proyecto personal y la realidad empresarial nunca faltó la ilusión y el impulso inagotable que han hecho posible que Perpetummobile sea hoy un ejemplo de economía social, compromiso con la sostenibilidad y pasión por lo bello y útil. Al final todo confluye en un punto, la energía con la cual nos mantenemos en acción ¿Eres tú también un Perpetummobile?

Bolso artesanal de tela antigua